jueves, abril 12, 2007

Pecador ¿Yo?

Antonio y José María platican de su última conquista, son dos jóvenes universitarios que viven en nuestro mundo moderno, llenos de energía y muy contentos con su vida.

Antonio – Oye Chema, qué onda con la chava del otro día. ¿Sigues saliendo con ella?
José maría – Pues no, fíjate que salimos a tomar un café y me hizo algunas preguntas que no entendí por qué las hizo, pero no me gustaron.
Antonio – ¿Cómo cuales?
José María – Déjame recordar… ¡Ah, sí! Me preguntó si ya me había arrepentido de mis pecados. Le dije: ¿Oye, de qué hablas? Mira no es que sea un santo, pero sí estoy seguro que no soy tan malo. ¿No se te hace raro? ¿Quién te pregunta semejante cosa?
Antonio – No pues sí, de plano que quién sabe qué onda se traiga.
José María – Y eso no es todo, que me dice: ¿nunca has dicho una mentira?, bueno, sí… Pero y eso ¿qué? ¿Te has emborrachado alguna vez? Un par de veces, pero no me quedaron ganas de volverlo a hacer. ¿No te has acostado con alguien? También sólo unas cuantas veces. Y muy enfáticamente me responde: Pues todo eso es pecado. Hasta allí aguanté. Le dije que ya era tarde y nos fuimos, por supuesto cambié la conversación a la fiesta del viernes.
Antonio – Oye, ¡qué tipa tan rara! Lo bueno es que no caíste en sus redes.
José María – Una mentira… ¡pecado! ¡Que se te pasen las copas un poquito! ¡Que te pases un ratito a gusto con una chava! Pecador ¿yo?, ¡Ja, ja, ja! Esta sí que vive en el siglo antepasado, no el veinte, sino el XIX.
Antonio – De hoy en adelante te voy a llamar ¡Pecador, pecador!
José María – Oye, ¡qué te pasa! No molestes, mejor no te hubiera dicho nada.

La Verdad de la Palabra

No os embriaguéis de vino, en el cual está el desenfreno. Llenaos, al contrario, del Espíritu. Efesios 5:18

Huid de la fornicación. Cualquier pecado que cometa un hombre, fuera de su cuerpo queda; pero el que fornica, peca contra su propio cuerpo. 1ª Corintios 6:18

No os engañéis unos a otros. Colosenses 3:9ª

El que comete pecado, traspasa Ley, porque pues el pecado es transgresión de la Ley. 1ª Juan 3:4

Hermanos, si alguno de entre vosotros se ha extraviado de la verdad, y alguno le hace volver, sepa que el que haga volver al pecador del error de su camino, salvará de muerte un alma, y cubrirá multitud de pecados. Santiago 5:19,20

2 comentarios:

Leonel Rubio dijo...

interesante, me recordo a Yo Robot.

Leonel Rubio
Pensando en Voz Alta

Flor dijo...

Lucero, te felicito por tu espacio y quedas invitada a mi sitio.
Bendiciones.