lunes, mayo 03, 2010

¿Qué Es Vivir en Integridad?


Todos hemos oído hablar de la integridad, pero pocas veces, muy pocas veces podemos decir: fulanito es un hombre íntegro ó fulanita es una mujer íntegra. Aún dentro del pueblo de Dios, en aquellos que hemos sido lavados por la sangre del Cordero, falta esta cualidad con frecuencia.

Estamos acostumbrados a ver que la gente del mundo se comporta sin integridad en los asuntos de la vida, por ejemplo: hay quienes alteran las notas de sus viáticos o quienes piden notas aunque no hayan hecho el consumo. De hecho muchos de ellos gastan menos de lo que les dan para la comida y consiguen notas con mayor cantidad de la autorizada para que les sobre dinero, que al fin y al cabo, ellos piensan “el salario que me pagan es muy poco, me deberían pagar más”. Otros piden notas de otras personas para pagar menos impuestos, pues piensan “al fin y al cabo el gobierno siempre está abusando de nosotros, y no usa el dinero en forma conveniente ni honrada”.

En los jóvenes y adolescentes es común que digan pequeñas mentiras. Ejemplo: se ponen de acuerdo para decirle a la mamá de Alfreda que van a estar en la casa de Pánfilo dónde sí les dan permiso de estar y se van a casa de Rigoberto, a la cual tienen prohibido ir. ¡Qué falta de integridad tan grave! ¿Qué es lo más triste de todo esto? Que estas actitudes no se limitan a personas que no conocen a Dios, sino que sucede en los que conocen a Dios, en los que lo alaban y cantan y predican de Él.

La integridad es una cualidad que debe poseer todo el que se dice cristiano. Pero ¿qué es la integridad? Vayamos a la Escritura

Salmo 26:1-5
1 Júzgame, oh Jehová, porque yo en mi integridad he andado;
He confiado asimismo en Jehová sin titubear.
2 Escudríñame, oh Jehová, y pruébame;
Examina mis íntimos pensamientos y mi corazón.
3 Porque tu misericordia está delante de mis ojos,
Y ando en tu verdad.
4 No me he sentado con hombres hipócritas,
Ni entré con los que andan simuladamente.
5 Aborrecí la reunión de los malignos,
Y con los impíos nunca me senté.

La integridad es que vivamos en Su Verdad, no seamos hipócritas ni taimados, que aborrezcamos estar con los que hacen mal y que no participemos en lo que hacen los impíos.

La claridad con la que esta Escritura nos muestra lo que es vivir en integridad es asombrosa. Todo lo que menciona el rey David nos queda como anillo al dedo en esta época, en que se vive haciendo el mal unos a otros, defraudando, participando en lo que hacen los que no conocen a Dios (como ejemplo dando mordidas aquí y allá). En fin, lo que a diario pasa en esta sociedad que está sin conocimiento de Dios; sin examinarse cada uno a sí mismo, tanto en los pensamientos como en el corazón.


La confianza de David es enorme porque sabe que actúa rectamente recordando la misericordia de Dios y confiando en Él

Para reflexionar:
¿Estás viviendo al nivel espiritual que Dios nos pide en cuanto a ser una persona íntegra?
¿Estás continuamente examinando tu proceder delante de Dios y confrontándolo con Su estándar?
Si no lo estás haciendo ¿no crees que es un buen día para empezar?

4 comentarios:

Carlos Julio dijo...

Preciosa reflexión hermana.

Bendiciones desde Ecuador.

Anónimo dijo...

Toda la razón hermana, ojalá más lo leyeran y reflexionaran.

Anónimo dijo...

La verdad no pude captar muy bien.. Pero osea alguien que no tiene Temor a Dios no puede ser una persona Integra?

Chio RF dijo...

Quisiera tener un poko mas de explicacion sobre la "integrididad"
bueno sin que se mencione mucho a "dios"